Ep. 27: (I Can’t Get No) Satisfaction

Bienvenidos nuevamente al DeLorean Musical, soy @uribedj y quiero que viajemos en el tiempo.
Volvamos a junio de 1965… Para hablar de “(I Can’t Get No) Satisfaction”, de The Rolling Stones.

Keith Richards y Mick Jagger se hicieron amigos en la infancia y fueron compañeros de clase en 1950 en Dartford, Inglaterra. A mediados de la década de 1950, Jagger formó una banda de garaje con su amigo Dick Taylor; el grupo tocaba canciones de Muddy Waters, Chuck Berry, Little Richard, Howlin ‘Wolf y Bo Diddley.
Un día el destino hizo lo suyo… Jagger se encontró nuevamente con Richards un 17 de octubre de 1961 en la plataforma dos de la estación de tren de Dartford. Las grabaciones de Chuck Berry y Muddy Waters que llevaba Jagger revelaron que los dos tenían un interés común. Una unión musical comenzó ese día. Richards y Taylor a menudo se encontraban con Jagger en su casa. A finales de 1961 se reunían en la casa de Taylor, donde Alan Etherington y Bob Beckwith se unieron; El quinteto se hacía llamar The Blues Boys.
En abril de 1962, visitaron el Ealing Jazz Club, donde se encontraron con los miembros de Blues Incorporated, donde estaban el guitarrista Brian Jones, al tecladista Ian Stewart y el baterista Charlie Watts.
Finalmente para el 12 de julio de 1962, después de usar el nombre de una canción de Muddy Waters, Jones, Jagger, Richards, Stewart y Taylor tuvieron su primer toque juntos en el Marquee Club de Londres con el nombre que el planeta entero amaría a partir de ese momento… “The Rolling Stones”.

El 6 de mayo de 1965, The Rolling Stones tocó para unas 3.000 personas en el Jack Russell Stadium en Clearwater, Florida, durante su primera gira por los Estados Unidos.
Una noche que terminó fatal para ellos ya que se armó una pelea entre unos 200 fanáticos. Llegó la policía… El concierto tuvo que cancelarse a la cuarta canción y obviamente, totalmente desilusionados debieron volver al hotel. Lo único que quería era tomarse un whiskey y acostarse a dormir. Había sido una noche terrible… Al menos hasta ese momento.
Porque lo que no sabían, era que lo que iba a suceder al irse a dormir… Lo que pasó a continuación parece una historia de ficción, pero es la verdad.
Esa noche, Keith Richards pensó en “Satisfaction” mientras dormía. Se despertó de inmediato, se levantó de la cama con un riff de guitarra pegado en la cabeza y una frase: “I Can’t get no satisfaction”. Tomó su grabadora de cassette portátil, una Philips 3302, que era lo más moderno que existía en ese momento, se grabó y se volvió a quedar dormido.
Al otro día fue al estudio con ese cassette… Tenía grabados hasta sus propios ronquidos… Pero en medio de ellos, uno de los riffs de guitarra más importantes del rock and roll.
Ese cassette tenía dos minutos de guitarra acústica, luego un sonido de la guitarra y el pick cayendo al piso y 40 minutos de ronquidos. Keith ni siquiera se acordaba de haber grabado.
Ya luego la letra de la canción la escribió Mick Jagger como solo un rockstar lo podía hacer en aquel entonces… En la piscina, acompañado de chicas y con un whiskey en la mano
Los Rolling Stones grabaron la canción por primera vez el 10 de mayo de 1965 en Chess Studios en Chicago… El mismo estudio donde habían grabado sus ídolos Muddy Waters y Chuck Berry. Y la presentaron por primera vez en el programa de televisión Shindig! Y no les gustó.
Fue ahí cuando se dieron cuenta de que necesitaban grabarla nuevamente. ¡El grupo la volvió a grabar dos días después en RCA Studios en Hollywood, California, con un beat diferente y con la guitarra conectada al famoso pedal Gibson Fuzzbox Maestro, que le daba un sostenido particular al riff de la guitarra.
Richards también se había imaginado meter unas trompetas en el riff, pero la magia estuvo en ese pedal.
Un dato curioso: El éxito de la canción impulsó de inmediato las ventas del Fuzzbox de Gibson, tanto, que para finales de 1965 estaban agotados. Era imposible conseguir uno y seguramente, si usted es músico, entenderá el valor de este aparato.
Mick Jagger y Keith RIchards pensaban en un comienzo que era una canción tonta y que nada iba a suceder con ella. Incluso pensaron en no sacarla como sencillo. Todos los demás votaron en contra de la idea y la canción estaba lista para lanzarse como sencillo.
Como la mayoría de las grabaciones de esa época, “Satisfaction” se lanzó originalmente solo en monofónico. Fue hasta mediados de la década de 1980, que se lanzó la versión estéreo de la canción que usted conoce hoy en día.
Las letra describen la irritación y la confusión de la banda con la creciente comercialización del mundo moderno, donde la radio transmite “información inútil” y un hombre en la televisión le dice “qué tan blancas pueden ser mis camisas, pero no puede ser un hombre porque él no fuma los mismos cigarrillos que yo “, una referencia en aquel entonces, al estilo del Marlboro Cowboy. Jagger también describe el estrés de ser famoso y las tensiones de las giras. La frase que dice “I can’t get no girl reaction” fue bastante controversial y fue interpretada por los oyentes (y programadores de radio) como una niña dispuesta a tener relaciones sexuales.
Jagger se reía y decía ok… Si están armando problema por eso, es porque no entendieron la frase realmente sucia de la canción… Ya que luego la niña le pide que regrese la semana siguiente porque está “en una racha perdedora”, que era una referencia directa a la menstruación.
En aquel momento, la canción era considerada perturbadora, tanto por sus connotaciones sexuales como por la visión negativa del capitalismo y otros aspectos de la cultura moderna. La letra era amenazante para un público adulto.. La canción era un ataque de frente al status quo.
Es por esto, que la canción solo se podía escuchar inicialmente e el reino unido a través de las radios piratas como la famosa REM island… Una estación radial construida en una plataforma marítima a seis millas mar adentro de la ciudad de Noordwijk en Holanda.
Lo chistoso de todo este tema, es que Jagger experimentó ese capitalismo de Estados Unidos durante giras, y ese status quo contra el que tanto pelearon, luego aprendieron a explotarlo, ya que The Rolling Stones hizo millones de dólares gracias a los patrocinios y a la comercialización en los Estados Unidos.
Lo cual, con el tiempo, la convirtió en todo aquello que juraron destruir pero en lo que terminaron convirtiéndose.
“Satisfaction” fue lanzado como single en los Estados Unidos el 5 de junio de 1965 e ingresó al Billboard Hot 100 en Estados Unidos en la semana que finalizó el 12 de junio de 1965, se quedó allí durante 14 semanas, llegando al número 1 el 10 de julio y tumbando a la canción que parecía indestronable en ese momento “Can’t Help Myself (Sugar Pie Honey Bunch) de Four Tops”.
“Satisfaction” se quedó en el número uno durante cuatro semanas y fue la tercera canción más importante de 1965.
Fue la canción que realmente hizo a los Rolling Stones, dejaron de ser una banda cualquiera, para convertirse en una banda gigantesca y monstruosa … Tiene un título contundente. Tiene un riff de guitarra muy pegadizo. Tiene un gran sonido, que era original en ese momento. Y captura el espíritu de los tiempos, que es algo muy importante en ese tipo de canciones.
Al fin y al cabo, solo se necesita esa canción… La que se convierte en su firma como artistas… Tanto así, que el famoso riff de guitarra con el que arranca la canción es conocido como “Las cinco notas que sacudieron al mundo”.
Satisfaction fue una de las canciones más sonadas del siglo XX.

Cuénteme a qué canción quisieran que viajáramos en nuestro próximo DeLorean musical.
Soy @uribedj… Hasta la próxima. Let’s Go Doc!!


Bienvenidos al episodio veintisiete de Uri-Palooza… El DeLorean Musical. Todos los episodios aquí.

Recuerden que se pueden subscribir y seguirlo en:

SpotifyApple PodcastGoogle PodcastDeezerStitcherSpreakerTune InYoutubeCastBox – Podcast Addict.

Explorar
Play Cover Track Title
Track Authors